jueves, 31 de mayo de 2012

CONCEPTOS SOBRE EL HIPERTEXTO

Para una caracterización teórica de la narrativa digital, nos hemos arrogado la probable semejanza de esta manera de narrar con lo que suele considerarse como un género “literario”.

Y hemos acudido a Claudio Guillén (141-151), quien, con el ánimo de orientar las genologías literarias, hace inicialmente una distinción, muy útil a nuestros propósitos,
entre cuatro conceptos: los cauces de comunicación (el contar, el cantar y el representar); los géneros propiamente dichos (la tragedia, el poema épico, el ensayo, etc.); las modalidades literarias como la ironía, la sátira, la alegoría, la parodia; y, finalmente las formas o procedimientos literarios como la versificación, el uso de escenas, etc.

Guillén también propone una necesaria verificación de seis aspectos, frente a la cual (y sólo frente a la cual) sería posible hablar con toda certeza de “género”. Estos aspectos son: el aspecto histórico, es decir, la evolución del modelo; el aspecto sociológico, es decir, su posicionamiento en la institución; el aspecto pragmático, es decir, el tipo de “contrato” entre creador y receptor (las reglas de circulación); el
aspecto estructural, es decir, su funcionamiento intrínseco y extrínseco; el aspecto lógico, esto es, el modelo mental con el que el escritor crea la obra; y el aspecto comparativo, propiamente dicho, es decir su universalidad.

Sabemos que el hipermedia narrativo no es un género como tal; pero sí puede considerarse, en principio, como una expresión del cauce narrativo La idea de este estudio es asumir por analogía, y a manera de pretexto metodológico, las consideraciones genológicas de Guillén, para obtener así una descripción lo más completa posible de la práctica de la narrativa digital y de sus connotaciones...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada